DESTROZO ARQUEOLÓGICO EN UNA URBANIZACIÓN DE VILLARICOS

Los vecinos de la pedanía de Cuevas del Almanzora y la Asociación Existimos, denuncian la actuación que se lleva a cabo en el yacimiento fenicio por una empresa privada, contratada por la constructora de un bloque de siete plantas.

Los vecinos de la Barriada de Villaricos, en Cuevas del Almanzor ay los componentes de la Asociación “Existimos” se han movilizado para denunciar ante la opinión pública, lo que consideran como un auténtico expolio de los restos arqueológicos descubiertos en la playa de Villaricos. Los vecinos consideran que la excavación arqueológica que se está realizando, se hace de forma inadecuada y manifiestan su preocupación por el trato inadecuado de que reciben los restos arqueológicos que se están encontrando en un asentamiento fenicio.

            El tema arranca en agosto del pasado año, cuando el Director General de Bienes Culturales, Julián Martínez paralizó las obras de construcción de un bloque de siete plantas, debido a que se encontró un antiguo asentamiento fenicio y púnico de la antigua ciudad de Baria, de gran valor histórico y arqueológico remontándose hasta el siglo VII antes de Cristo, ubicado en una zona industrial y de salazones. Es un área de aproximadamente 17.000 metros cuadrados que se encuentra muy cerca de una torre vigía. La Delegación de Cultura mandó paralizar las obras, al mismo tiempo que ordenaba realizar un estudio, a lo largo de seis meses para valorar la importancia del descubrimiento.

Estudio “interesado”

Los vecinos observan y denuncian que en el trabjo arqueológico realizado por la empresa “pagada por la propia constructora” están surgiendo elementos excesivamente pesados y que la retroexcavadora levanta restos que podrían ser de gran valor cultural. Los componentes de la asociación están bastante enfadados por lo que ellos consideran una forma inadecuada de tratar lo que podría ser un gran tesoro arqueológico que suponen que se puede destruir “porque el trabajo que están desarrollando los técnicos no es el adecuado” y no quieren que desaparezca una de las señas de identidad de Villaricos como es la antiquísima ciudad de Baria.

            Desde Existimos se insiste en que la forma en la que se está haciendo el análisis arqueológico es poco rigurosa y no se lleva a cabo con la meticulosidad que debería de abordarse unos restos de esta naturaleza, que pueden ser fácilmente destruidos si no se tratan con la atención adecuada.

            Al parecer en el subsuelo de Villaricos existe una gran riqueza arqueológica que podría formar parte del asentamiento de la gran factoría de salazones que había en la antigua ciudad de Baria.

Métodos poco ortodoxos

Los vecinos manifiestan estar acostumbrados a ver excavaciones arqueológicas casi todos los años y por ello entienden que los métodos que se están utilizando en ésta última no son nada ortodoxos, “de hecho tenemos pruebas con fotos y hemos grabado un vídeo donde se ve perfectamente cómo se mete la máquina dentro de las mismas catas y mete la pala, saca la arena y luego lo echa a un vertedero y en esos vertederos donde tiran la tierra finalmente hemos encontrado monedas romanas, objetos pesados, columnas o trozos de escultura; lo que demuestra el poco rigor científico con el que se están llevando a cabo los trabajos”, denuncia la asociación.

            También señalan no entender el secretismo que hay en torno a los hallazgos. La zona está totalmente vallada y un guardia de seguridad impide la entrada a cualquier ciudadano que quiera visitar o conocer el trabajo que se está realizando “lo que nunca ha ocurrido en otras excavaciones”, apuntan los vecinos.

            El presidente de la Asociación, Félix Rico, insiste en la necesidad de dar a conocer la importancia del yacimiento “se están encontrando ánforas intactas, hornos, parte de las termas, un horno, un aljibe y muchas más cosas, es un patrimonio cultural incalculable”. La antigua ciudad de Baria es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de España y “cualquier excavación arqueológica que se haga en la zona debería hacerse con mayor rigor científico”. Asimismo opina que se debería explotar más el valor cultural de Villaricos.

Hipogeos

Rico dice no entender cómo desde la inauguración de los hipogeos (enterramientos) de época fenicia en mayo del pasado año nadie los haya abierto ni se haya preocupado de hacerlo “están totalmente cerrados y nadie puede visitarlos”, denuncia. Y todo ello después de que la Junta invirtiera más de 30.000 euros en su recuperación. Los vecinos de Villaricos no comprenden cómo un espacio que podría ser disfrutado por los ciudadanos permanece cerrado e inaccesible, a pesar de su gran valor cultural y científico. Los hipogeos están declarados Monumento Histórico Artístico Nacional, ya que son los más grandes de la época fenicia y púnica Ibérica.

“Destrozo arqueológico en una urbanización de Villaricos”, (María Antonia Carmona): Ideal, 3-5-2004, p. 4.

Deja un comentario