Villaricos pierde parte del yacimiento de Baria por un grave error en el Supremo

Publicado por Manuel León en La Voz de Almería el 11/12/2018

Los propietarios tienen a la ley de su parte para poder construir 35 viviendas en esa parcela

El excepcional yacimiento púnico-romano de la antigua ciudad de Baria (hoy Villaricos) siglo VII a.d C., se va a quedar inevitablemente sin una porción de 1.286 metros cuadrados.

No es que esa parcela carezca de valor arqueológico suficiente -aún está por dilucidar- sino que en el pleito sostenido con los propietarios por parte de la Junta de Andalucía, esta administración “incurrió en graves errores” al presentar recurso de casación ante el Tribunal Supremo, según esta misma instancia judicial

Esta resolución de la Sala Tercera de lo Contencioso del Alto Tribunal fue dictado en enero de 2014 y es ahora cuando adquiere notoriedad, al iniciar la empresa promotora, Villaricos S.L., los trámites para la edificación de viviendas.

 Un cartel instalado hace unos meses anunciaba la construcción de 35 viviendas de tres plantas y sótano en primera línea de playa, frente a la playa de Cala Siret, sobre la parcela de marras que mide 1.286 metros de superficie.

BARIA Vista del yacimiento arqueológico de la Baria romana, excavado en el verano de 2004 junto al solar perdido en el Supremo

A su lado emerge el resto del yacimiento, junto al Castillo llamado de Montroy, que fue excavado por el equipo de la arqueóloga Rosa Morales en el verano de 2004, tras detectarse un año antes movimientos de tierra para edificar un residencial.

La actuación crucial del vecino Francisco García Marín, consiguió ponerlo en conocimiento de las autoridades y frenar la destrucción de piezas romanas que después aparecieron en el sondeo: restos arquitectónicos, estucos y mosaicos de la antigua Baria romana. Desde ese momento, el colectivo de Unidos por Baria, luchó por la recuperación y puesta en valor del espacio y su conversión en Parque Arqueológico.

La conclusión, hasta ahora, es que se salvó Baria, pero sigue enterrada sin que Villaricos y su comarca se beneficie de un reclamo cultural de primera magnitud y casi único en el Mediterráneo por la riqueza de su patrimonio arqueologico.

De este majestuoso yacimiento se ha podido verificar ahora la pérdida de la parte más pegada a la población. El error en la preparación del recurso por parte de la Administración autonómica, según resolución del Tribunal Supremo, avala a los propietarios a empezar las obras cuando deseen. Así lo atestigua el alcalde, Antonio Fernández: “Contra una sentencia judicial en última instancia que da la razón a los propietarios del suelo ya no se puede hacer nada, impedirlo sería prevaricación”. 

Así lo confirma el delegado territorial de Cultura, Alfredo Valdivia, quien “explica que esa zona ha quedado excluida de la zona arqueológica del yacimiento de Villaricos y no está, por tanto, incluida dentro del Catálogo del Patrimonio Histórico Andaluz”. Sin embargo, Valdivia asegura que aunque se ha dado permiso a los promotores para que realicen ya movimientos de tierras, se han aprobado unas cautelas por la zona que es y estarán presente varios arqueólogos en esos trabajos.

Desde otra perspectiva opina una vecina, Laura Rodríguez, quien, junto a otros ciudadanos de la zona, pretenden relanzar la dormida asociación Unidos por Baria, para estar vigilantes en los trabajos y hacer realidad un futuro Parque Arqueológico que ponga en valor los vestigios de la vieja Baria villariquera.

La controvertida parcela fue excavada parcialmente por el arqueólogo José Luis López Castro entre 1987 y 1988. Se revisaron 51 metros cuadrados y los hallazgos fueron de escasa entidad, según informe de la Delegación de Cultura. Sin embargo, 412 metros cuadrados, donde se construirán las viviendas, no  han sido investigados, por lo que no se puede afirmar la inexistencia de restos arqueológicos de valor. De hecho, la propia Junta admite que «se documentó una rica estratigrafía que abarca gran parte de la época cartaginesa de Villaricos, hasta el siglo III antes de Cristo».

Deja un comentario